free web stats


Publicado: 15/12/2017
Derecho al agua y los cortes programados de este servicio
A propósito de las recientes interrupciones que Sedalib generó en Trujillo, la abogada Karen Fournier hace un interesante análisis de la coyuntura local.
Compartir Compartir
RECURSO NATURAL. Prestadora de servicios debe informar con 48 horas de anticipación.

Por: Karen Fournier

Abogada, consultora de empresas


Próximos a cerrar el 2017, hemos notado que los cortes de agua durante el año han sido frecuentes, precisamente por los estragos que ocasionó el fenómeno del Niño Costero, el cual reveló la falta de preparación de la empresa de saneamiento Sedalib (EPS) para afrontar una emergencia de este tipo, que dejó sin agua a gran parte de la provincia de Trujillo.


Es esta la razón para que hasta la fecha se continúe ejecutando numerosos cortes programados de agua, los cuales a decir de la empresa de saneamiento, sirven para la rehabilitación de las redes de agua y alcantarillado.


Sin embargo, ha sido notorio el malestar de la población que ha experimentado un día de corte de agua y que en algunos casos se ha prolongado a más, quienes han puesto de manifiesto su descontento por el desabastecimiento. Y no es para menos. Recordemos que este derecho había sido reconocido como fundamental en el 2007, pero ha sido este mismo año en el que se lo incorporó a nuestra Constitución Política mediante el Artículo 7°-A, reconociéndosele la categoría de derecho constitucional.


Tengamos en cuenta, además, que en la concretización del derecho al agua, la persona desarrolla su existencia con calidad de vida, por lo que, su reconocimiento siempre debe estar acompañado de tres elementos esenciales: posibilidad acceder al derecho, la calidad en la prestación del servicio y la suficiencia del mismo.


En este sentido, la ciudadanía debe conocer que los cortes programados del servicio tienen que ser informados con 48 horas de anticipación, salvo se trate de aquellos que sean imprevistos y urgentes; además, la negligencia, impericia o descuido en la prestación del servicio que ocasione daños económicos debe ser compensada por la entidad prestadora a favor del usuario.


Es por ello que si existe un reclamo en materia comercial relacionado a cortes indebidos, por incumplir el deber de informar adecuadamente a los ciudadanos, sin justificar el corte o la suspensión del servicio o no rehabilitarlo dentro del plazo  establecido; entonces, será posible iniciar un procedimiento ante la EPS, y de obtener una decisión desfavorable, se tiene la opción de plantear recursos, entre ellos, el de apelación ante el Tribunal de la Sunass, que es el órgano administrativo que en última instancia resuelve los conflictos que se generan entre usuarios y EPS.