free web stats


Publicado: 12/07/2018
Chepén: exalcalde es condenado a 4 años y 8 meses de prisión
El Poder Judicial condenó a 4 años y 8 meses de prisión al ex alcalde de Chepén, Wilfredo Quesquén Terrones, por delitos de corrupción en agravio del Estado.
Compartir Compartir
Foto: Archivo La Industria

El Poder Judicial condenó a 4 años y 8 meses de prisión al ex alcalde provincial de Chepén, Ofronio Wilfredo Quesquén Terrones, por delitos contra la administración pública, bajo la modalidad de negociación incompatible, delito que se configura cuando un funcionario público interviene en beneficio de un tercero aprovechando su cargo, a través de un contrato u operación.


La sanción contra Quesquén Terrones se computará desde el 11 de julio del 2018, y vencerá el 10 de marzo del 2023, siempre y cuando no tenga otro proceso con mandato de detención.


Como se recuerda, el exburgomaestre fue acusado de hacer uso indebido de su cargo durante la ejecución de la obra ‘Pavimentación flexible de la calle Guadalupe y acceso al Estadio Municipal de Chepén’.


Según dispuso el Octavo Juzgado Penal Unipersonal Permanente especializado en Corrupción de Funcionarios, la exautoridad también deberá pagar una reparación civil al Estado de S/820 546 mil, que será cancelada entre Quesquén y los demás acusados del caso: Jaime Guanilo Díaz, Segundo Portilla Vilca y Luisa Ríos Rodríguez. Los mencionados también permanecerán recluidos entre 48  y 52 meses.


No es la única sentencia.

En el 2012, la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema de Justicia sentenció a Quesquén Terrones, de las filas del Partido Aprista Peruano, a cuatro años de prisión suspendida, por el delito de peculado doloso, en el caso 'remodelación de La Parada'. Las autoridades determinaron que el burgomaestre pagó más de medio millón de soles por trabajos que nunca se ejecutaron.


En noviembre del año siguiente, Wilfredo Quesquén fue condenado a 11 años de prisión, tras determinarse que compró de manera ilícita un terreno aparentemente destinado para el funcionamiento del terminar terrestre de Chepén. Sin embargo, dos años más tarde se declaró nulo el proceso.


De igual manera, el aprista fue investigado por la  adquisición de mil 58 bolsas de cemento compradas para dos calles que ya habían sido pavimentadas en Chepén.


A principios de febrero, Quesquén fue nuevamente condenado a 4 años de prisión suspendida y a efectuar un pago de S/ 65 mil soles de reparación civil, por el delito de homicidio culposo, tras haber causado la muerte de un reciclador en un accidente de tránsito, en el que también falleció su madre.