free web stats


Publicado: 14/01/2018
Alan García: apristas aceptaron ministerios por un plato de lentejas
El expresidente tuvo duras palabras contra los ministros Javier Barreda y Abel Salinas, quienes fueron expulsados del partido tras su juramentación.
Compartir Compartir
Foto: Andina

El expresidente Alan García, criticó duramente a los exmilitantes apristas que se alejaron del partido de Víctor Raúl, tras aceptar una cartera en el consejo de ministros presidio por Mercedes Aráoz.


A través de un comunicado en Facebook, el exmandatario escribió: "El gobierno recluta a quienes, habiendo sido los mayores críticos del Presidente y del indulto, aceptan su oferta, con el pretexto de “contribuir” o de “conseguir empleo para los compañeros”. Es un nuevo desacato a la orden del Plenario y de las bases y un ultraje a estas, considerando que pueden cambiar su fe y su compromiso político por direcciónes, asesorías o cualquier otro plato de lentejas", en clara referencia a Javier Barreda y Abel Salinas, hoy ministros de Trabajo y Salud respectivamente.


De igual manera, García se refirió a Jorge del Castillo y Luciana León, apristas que no votaron a favor de la vacancia de Pedro Pablo Kuczynski. "El partido convocó a un Plenario Nacional de dirigentes regionales y distritales para alcanzar una decisión colectiva y vinculante, la cual, en grave desacato, no fue seguida por todos los integrantes de la Célula Parlamentaria (...). Todo ciudadano puede tomar las decisiones que desee, correctas o no, pero para ello debe apartarse previamente del partido porque ser miembro de este, exige cumplir con la voluntad de su mayoría", señaló.


Indulto fue "moneda de cambio"

García Pérez aprovechó su mensaje para catalogar "moneda de cambio" al indulto otorgado el pasado 24 de diciembre al expresidente Alberto Fujimori. "El indulto humanitario que, en condiciones normales, pudo darse aunque fuera controversial, se usó como moneda de cambio para librar al Jefe del Estado de la vacancia, desnaturalizándolo, pues si conceder tal gracia es una atribución constitucional, hacerlo a cambio de un descarado beneficio personal puede constituir una concusión".